Aplicaciones

El vidrio antibacteriano se aplica en la actualidad en el sector industrial en instalaciones sanitarias, hospitalarias, laboratorios, cubiertas para la manipulación de alimentos, museos, entre otros.

Vetromas es recocido a altas temperatura, lo que permite una gran durabilidad, hermeticidad gracias a sus terminaciones no porosas, de fácil mantención y baja postventa.